29 octubre, 2009

Ángel de mi guarda, dulce compañía...

no me desampares ni de noche ni de día...

7 comentarios:

NiñoCactus dijo...

Estoy convencido de que usted tiene alas...

Nand dijo...

Creía que los ángeles no tenían sexo.

Anabel dijo...

...que sin ti me perdería.

Ay, qué alitas más suaves...

Besos,

Anabel, la Cuentista

Zerogluten dijo...

Mi madre me la rezaba todas las noches cuando era niña.
Ahora no soy creyente, pero a veces siento que mis hijos son mis ángeles de la guarda y yo el suyo.
El tuyo me encanta. En la habitación de mis hijos quedaría precioso, jaja.
Besitos sin gluten.

telmo dijo...

NiñoCactus: las que a usted le sobran je je

Nand:Éste si lo tenía.

Anabel: gracias, alas hechas plumita a plumita, una faena pero satisfech con el resultaso

zerogluten: yo tampoco soy ni era mucho de oraciones, pero si me gusta pensar que tenemos alguién cerca que nos acompaña. Besos para ti y tus niños

Der Kleine Zürcher dijo...

Por suerte todos tenemos nuestro ángel de la guarda. El suyo además es muy guapo :-)

Nones dijo...

Esto es realismo, tiene pitilín!
Es broma, me lo llevo para mi colección.

Artista, un besito, salao!